Alcaine

Alcaine es una villa de la provincia de Teruel que está situada en las estribaciones del Sistema Ibérico, en la foz del río Martín, en plena sierra de los Moros, en la cola del embalse de Cueva Foradada, y a una altitud de 649 m.
Su población, como la de numerosos pueblos de Aragón, sufrió la marcha, en las décadas 60-70, de una gran parte de sus habitantes. Si a inicios de siglo contaba con 1.089 habitantes, en la actualidad no llegan a 100 los censados.

El castillo de Alcaine, con sus once torres de los tiempos de los musulmanes (siglo XI), controlaba la ruta del río Martín, entre Híjar y Montalbán.

En Alcaine podemos disfrutar de las vistas de los pliegues angulares y el cortado que ha hecho el Río Martín durante los miles de años de erosión y del entorno del embalse de Cueva Foradada

Clik en las imágenes para verlas en formato completo

La Fresneda

La Fresneda fue conquistada a los musulmanes en 1170 por Alfonso II, quien la donó a la orden de Calatrava. El 14 de diciembre de 1283 el rey Pedro III concedió a la Fresneda el título de villa. El conjunto urbano de La Fresneda cuenta con la declaración de Conjunto Histórico Artístico desde el 21 de septiembre de 1983. En la actualidad, BIC – Conjunto de Interés Cultural.

La edificación se dispone de forma escalonada, sobre una colina en cuya cumbre se conservan restos del antiguo castillo calatravo, junto a la iglesia parroquial de Santa María la Mayor. Edificio de origen medieval, ampliado, reorientado y reformado de acuerdo a la estética barroca durante el siglo XVII.

En un punto en el que ya se suaviza la pendiente se abre su plaza Mayor, espacio que conserva un antiguo portal, el Arco de Xifré; magníficos soportales (que se prolongan en la calle Mayor); y el monumental edificio consistorial renacentista con su lonja abierta a dos fachadas, el gran balcón corrido definido por vanos rematados por frontón curvo partido, la gran arquería superior, sus curiosas gárgolas, garitones y remates de perfil sinuoso.

A todo ello se unen otros edificios de notable interés: la casa de la Encomienda, construida en el siglo XVI y que sirvió de residencia al comendador de la orden; la obra ya barroca de la iglesia o capilla del Pilar; grandes casas solariegas como la del marqués de Tosos; el antiguo convento de Mínimos; los restos de la antigua ermita de Santa Bárbara, situados sobre una colina próxima a la población; y el santuario de la Virgen de Gracia, conjunto ya en ruinas situado en un punto relativamente distante del conjunto urbano (a unos 4 Km), en el magnífico barranc de les Canals.

Fue elegida por el cineasta Vicente Aranda para rodar algunas escenas de su película Libertarias y también por Jesús Font (La vida aquí). El año 2009 se rodó un capítulo piloto para una serie de televisión, Maldito seas.

Clik en las imágenes para verlas en formato completo